FacebooktwitterlinkedinmailFacebooktwitterlinkedinmail

En anteriores posts ya hemos hablado de la importancia de tener un transporte público más inteligente, es decir, que sea más eficiente en el uso de recursos. En este post, enumeramos algunas tendencias que a nuestro entender van a propiciar que en el futuro tengamos efectivamente unas redes de transporte colectivo más inteligentes:

 

La demanda no para de aumentar: desde el 2000 hasta el 2012, el transporte público de los 28 paises de la UE pasó de 45.6 a 49.5 billones de pasajeros. Este aumento se mantuvo excepto para el 2009 (año en el cual la crisis económica estaba en su peor momento). Posteriormente al 2009, los incrementos del número de pasajeros volvieron a los niveles anteriores a la crisis e, incluso, se sobrepasaron en 2012 (1).

 

Cada vez estamos más preocupados por nuestro planeta: varios estudios muestran la existencia de una creciente preocupación acerca del medio ambiente por parte de la población. Por ejemplo, el estudio “Values and Worldviews” llevado a cabo por la Fundación BBVA indica que los ciudadanos de la UE consideran las cuestiones medioambientales como uno de los mayores retos a afrontar, dándole una puntuación de 7 sobre 10.

 

Las empresas son cada vez más conscientes de los beneficios de tomar las decisiones en base a datos. De acuerdo a un informe publicado por la Online Business School, el 73% de las compañías globales invirtieron en Big Data durante el 2014 o bien lo planean hacer en los próximos dos años. Algunas de las explicaciones de esta tendencia son las siguientes:

 

a) Herencia del mundo online: desde sus inicios, los negocios online se han basado en el monitoreo constante de KPIs. El resto de sectores han entendido los beneficios de ello y están adoptando las mismas prácticas.

 

b) Salto tecnológico: el abaratamiento del almacenaje de datos y la sensorización del entorno (Internet Of Things) están haciendo posible la explosión del Big Data. Las empresas saben que es posible obtener más información, y la quieren.

 

c) Necesidad de rendir cuentas: en un contexto de recesión, ha devenido crucial proporcionar datos objetivos a la hora de justificar una inversión. Este cambio se ha evidenciado especialmente en organizaciones que dependen financieramente de la adminstración pública, como las del transporte colectivo.

 

Usuarios mejor informados que generan más datos y tienen mayores exigencias. De acuerdo a este informe de la EMC, el 93% de las compañías creen que los recientes avances tecnológicos han transformado las expectativas de los clientes. De entre éstas, el 53% dice que los clientes quieren poder acceder a los servicios en un horario de 24/7 y un 38% que también piden mayor transparencia.

 

(1) Fuente: http://www.uitp.org/sites/default/files/cck-focus-papers-files/MCD_2015_synthesis_web.pdf