Por fin ya llega el buen tiempo y los festivales empiezan a asomar la cabeza. Buena música, buen clima, buena compañía,…¡pero también aglomeraciones!