Los edificios de oficinas, hospitales, comercios y escuelas son algunos de los principales consumidores de electricidad. Una parte significativa de este consumo energético se atribuye a los sistemas de ventilación e iluminación encargados de mantener el confort de las personas que hay, pero en la mayoría de casos estos sistemas funcionan de forma fija sin […]