Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmailFacebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

 

Según CB Insights, del segundo trimestre de 2013 al segundo trimestre de 2015, se han llevado a cabo un gran nombre de operaciones para financiar empresas que desarrollan y venden software para comerciantes minoristas. Las inversiones más cuantiosas fueron a start-ups del sector de análisis de datos en tiendas, representando un 64% y 280 millones de Dólares.

 

La grande expectativa en este sector se explica por diferentes variables, pero la de más peso es el auge del comercio electrónico. De una parte la gente ha empezado a comprar a grande escala a través de internet, forzando a los comercios a entender estos nuevos consumidores. Y por otra parte, devino necesario entender estos nuevos procesos de compra y cómo todos están relacionados entre si, con herramientas como Google Analytics. De hecho, Counterest y gran parte de las start-ups que hemos mencionado antes nos declaramos como el Google Analytics del mundo físico.

 

Hoy en día, implementar tecnología para conocer el comportamiento de los consumidores en tiendas físicas es una realidad. En 2014, la encuesta llevada a cabo por Brickstream, “Retail Analytics: what’s in store?“, el 71% de los encuestados dijo que estaban planeando utilizar contadores de personas en 2015, mientras el 68% dijeron que introducirian Wi-Fi en las tiendas y programas de lealtad.

 

Pero aunque la tecnología está ampliamente implementada, sólo el 33% de los comercios consideran que los datos son la base para tomar decisiones, según la encuesta “PWC 2016 Global Data and Analytics” llevada a cabo a 2.100 directores del mundo del retail. Y aunque el 90% de los encuestados utiliza datos a diferentes niveles, cuando es la hora de tomar decisiones, aún se basan en el juicio humano en vez de en algoritmos. Además, los datos son utilizados con finalidades de diagnóstico, seguidas por utilidades descriptivas, lo que significa que se limitan a entender el pasado.

 

Entonces, aunque la tecnología para entender los compradores en las tiendas existe, i ha mejorado en los últimos años, parcialmente gracias a la confianza de los inversores previamente mencionados, parece que los comercios aún tienen un largo camino a recorrer para incorporar estas herramientas diariamente y explotar todo su potencial.

 

Una explicación plausible es la obtenida al informe de la empresa EMC, “Information Generation”. Este sugiere que pese a toda la información a la que las empresas tienen acceso, éstas tienen dificultades para sacar información de los datos y descubrir aplicaciones útiles. Particularmente, el informe señala que el 38% de los 3.600 encuestados contestaron que la abundancia de información disponible en sus negocios es útil, pero tenían problemas para determinar “resultados aplicables” a partir de los datos. Además, el 14% también describió la abundancia de datos como “exceso de información” y que era difícil para la empresa tomar cualquier decisión a partir de los datos.

 

Podemos decir que las soluciones de analítica de visitantes en las tiendas están evolucionando hacia una avalancha de información, la cual es difícil de asimilar por profesionales minoristas. Los datos son accesibles y proporcionados, y ahora el reto es tratarlos de modo que sean beneficiosos y les aporten conocimiento. De algún modo, es importante distinguir qué indicadores pueden ser considerados Indicadores Clave de Rendimiento y cual es el nivel de detalle de la información necesitada por cada situación y usuario. Entonces, es esencial que los minoristas pasen de recolectar datos que esperan que sean valiosos a utilizar datos que saben que serán útiles para mejorar las operaciones.

 

Por estas razones, creemos que lo que es importante es proporcionar más información valiosa y predicciones a los comerciantes minoristas. Ellos ya tienen muchos datos, pero la clave es tener en cuenta que no todos los datos interesantes pueden ser utilizados para entender a los consumidores, así que evitar este ruido es lo que les ayudará a mejorar el rendimiento.