Las empresas hoy necesitan datos analíticos para comprender mejor a sus clientes. Con estos datos las empresas pueden satisfacer las necesidades de sus clientes y monitorizar su rendimiento. Sin embargo, un informe de EMC Corporation apunta a que las empresas tienen problemas a la hora de digerir mucha información.